Seguidores

jueves, 2 de julio de 2015

Reseña "Niñas sin un yo" de Rosana Ample




Sinopsis

Desde los 19 años, Manuela tiene una vida subyugada a los preceptos de su novio; Cristóbal, un ser manipulador que proviene de una familia en la que la represión es parte importante de la ideología y, la sexualidad es parte de esta represión.

Cuando Manuela decide romper las cadenas que le atan a su dueño, fascinada por los devaneos amorosos, intenta cumplir sus dos sueños, trabajar como productora audiovisual y otro más importante, convertirse en una virtuosa cantante.

Datos:

Título: Niñas sin un yo.

Autora: Rosana Ample.

Editorial: Gramnexo Editores.

Páginas: 110.

Precio: 4,95 euros.



Opinión personal


Estamos ante otro de los títulos de la exitosa colección veraniega de Gramnexo Editores, en este caso el libro de Rosana Ample. En él encontramos a Manuela, que nos narra su vida en tercera persona. Comienza contándonos su vida, casi sin sentido, con Cristóbal, su novio desde hace muchos años, donde se siente cohibida y aplastada, pues parece que todo lo que hace está mal, y encima él no hace más que insultarla y llamarla “puta”.

Comienza a ver a un terapeuta, entre este y lo que le dice Lupita, quien va a ser un gran apoyo para ella, da un giro a su vida. Deja a Cristóbal, y a partir de ahí le suceden más hombres, y empieza a ser una niña sin un yo.

De la trama no puedo desvelar mucho más, pues es un libro muy corto, y por poco que os cuente ya estoy revelando una parte. Lo que sí os puedo decir es que Manuela pierde un poco el sentido de la vida porque, en realidad, no la han tratado bien en el pasado, y creo que es normal que vea en los hombres lo que ve: se aprovechan de ella de una manera u otra.

El personaje que más me ha gustado es Lupita, porque siempre está ahí para ella, y hace que Manuela tenga oportunidades (sobre todo laborales) en la vida, porque ella fue también una “niña sin un yo”.

Luego también aparecen personajes despreciables (unos cuantos), pero el que más es Cristóbal; no he visto hombre más horrible.

Es un libro interesante, pues la vida de Manuela es, con contexto y nombres diferentes, escenario de muchas mujeres en la actualidad; en un principio cree que se tiene que conformar con lo que tiene, estar incluso agradecida con la comodidad que Cristóbal y su familia le da. Pero nada de eso; ellos cortan sus alas hasta el extremo, y es un pájaro libre cuando se libra de ellos.

La historia, como ya he dicho, está contada en tercera persona, pero intercala algunos retazos con la primera, mediante el diario de Manuela.

La narración es fluida y amena, pero no me ha gustado que el libro no esté dividido en capítulos. Yo soy de las que van en capítulo en capítulo, y hacen pausas entre ellos, y cuando ya llevaba cuarenta y cuatro páginas me di cuenta del percal, y bueno, pues habrá quien los lea bien así los libros, pero a mí me dificulta un poco.

Por lo demás, todo bien, no se detiene en descripciones, entendemos todo y si te enganchas pasas las páginas volando.

En conclusión, ahora que es veranito, es un libro para llevar a la playita y relajarse un rato.



¡Muchas gracias a la editorial por el ejemplar para la reseña!

2 comentarios:

  1. Le tengo empezado y lo has clavado Encarni, a mi tampoco me gusta Cristobal y se nota lo de los capitulos. Estupenda reseña. Nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. Le tengo empezado y lo has clavado Encarni, a mi tampoco me gusta Cristobal y se nota lo de los capitulos. Estupenda reseña. Nos leemos!!

    ResponderEliminar