Seguidores

domingo, 18 de agosto de 2013

Entrevista a Candy von Bitter


Buenos días, Candy. Muchas gracias por querer participar en el crecimiento de este blog. Te agradezco mucho la colaboración, pues como ya sabes, quiero que este pequeño espacio crezca y ayude a otras escritoras como tú y yo que estamos empezando.

Sin más preámbulos, voy a hacerte unas preguntas para que todo el que lea el blog te conozca un poco mejor.

 1. Por lo que he visto en la red, tienes una antología de relatos hecha por ti misma. ¿Qué nos podrías contar sobre ella?

-“Ilusiones” ha sido mi sueño desde hace cuatro años. No sé cuánto polvo había estado juntando la portada en su carpeta antes de que tuviera los textos reunidos y pensara “con esto es suficiente.” Los relatos pertenecen a distintos géneros, incluyendo fantasía, infantil, comedia, horror y ciencia ficción, pero comparten todos el hecho de que hablan de una relación o un personaje gay, tema que me ha fascinado desde que era niña y apenas sabía el significado de aquella palabra. En el mundo cibernético las autoras (porque suelen ser mujeres) emplean ciertos tópicos o clichés que, por más que lo escriban con diferentes nombras o diferentes palabras, se sienten muy parecidos entre sí y por eso quise pasar de ellos. Así es como está el gay que está acomplejado pero no necesariamente por el hecho de ser gay (“Baile de idiotas”), la pareja que parece va a terminar ensuciando las sábanas y tiene un final más realista (“Un plan fallido”) o el protagonista despreciado que es feliz aunque nunca florezca como un hermoso cisne (“El otro patito feo”). Hacer historias donde dos personajes acaben felices por siempre es sencillo (será por eso que “Y acabaron felices por siempre” fue mi primer cuento original completo), pero crear algo más con otro interés que la escena romántica es un reto digno de llevar a cabo. Es salir de la comodidad melosa para entrar a algo más crudo, menos colorido (“No pasa nada”) pero quizá todavía hermoso. “Ilusiones” tiene mis cuentos de cuando ignoraba muchas cosas acerca de la literatura y  algunos de cuando eso cambió, por lo que para mí es como un testimonio de lo que he crecido desde que publiqué mis primeros fanfictions hasta hoy.

2. Ahora vamos con los vampiros. Según tengo entendido, has escrito una novela de este género con otra autora, ThayCVB, en la que habéis ambientado la trama en un “juego virtual”, ¿cómo se os ocurrió la idea?

-La historia pasa en otro mundo creado por ThayCVB, llamado Pókaar. La creamos por medio del roleplaying, es decir, yo escribía lo que hacía o pensaba mi personaje y ella lo que hacía o pensaba el suyo. Yo no lo sabía entonces, pero es una actividad de lo más común, por general utilizando personajes de una historia de la que ambas personas sean fanáticas. En este caso, creo que fue porque esta chica recién empezaba con ese nuevo universo y quería jugar con él, nosotras lo hicimos empleando originales. Creé entonces, prácticamente en el momento, a Tilde Multrap, un vampiro, puesto que estaba obsesionada con las Crónicas de Anne Rice. Es gracioso verlo ahora en formato de libro porque inició como un mero ejercicio literario, pero a las dos nos encantó tanto la historia que llegó un punto en que nuestra conversación iba así: “hola, ¿cómo estás?” “bien, ¿y tú?” “bien” y una de las dos, o las dos al mismo tiempo, sugería seguir el roleo. Estábamos totalmente atrapadas, encantadas, y no podíamos parar de pensar en cómo seguirla, en cuál sería el siguiente movimiento. Fue como enamorarse por primera vez.

3. ¿Podrías contarnos un poco de qué trata la historia?

-La historia empieza con Tilde Multrap saltando de edificio en edificio en Nueva York. Un mal cálculo lo lleva a caerse hacia lo que él piensa en un simple basurero, pero acaba encima del verde césped de otro mundo, Pókaar. Ahí es cuando conoce el otro protagonista de la historia, Myrrot, un alienígena que recuerda a los payasos de la Tierra, y acaban yendo los dos a la casa de este último. De ahí suceden un montón de escenas no aptas para todo público, y menos para mojigatos, que los acaban acercando al punto en que Myrrot decide incluir a Tilde en su venganza contra su medio hermano Pierrot. Sólo eso puedo decir sin arruinar toda la trama. A mí personalmente me encantó, por supuesto, pero no es lo que recomendaría a cualquiera porque no es sólo una historia de romance o de sexo continuado. Ni siquiera sólo de venganza. Hay una verdadera sed de sadomasoquismo y mucho juego inapropiado con los colmillos. Tenía menos de 18 años y muchísima curiosidad por lo más fuerte entonces.

4. ¿Podrías hablarnos de los personajes?

-Sólo uno es mío, Tilde Multrap. Estaba obsesionada con los vampiros de las Crónicas de Anne Rice en ese momento, me parecían el epítome de lo sensual y oscuro. Si a eso le agregamos una actitud caballerosa y talante tipo Jóker de “todo es absurdo así que me reiré de todo” tenemos el perfil de este personaje. Él era hijo de unos campesinos muy pobres que lo vendieron a un aristócrata para tener qué comer. Los primeros años de su vida los pasó como sirviente de este señor, hasta que fue lo bastante grande para que éste se sintiera más cómodo tomándose más libertades con su cuerpo. Lo torturaba al menor error o por mero capricho, de modo que Tilde, como mecanismo de defensa, comenzó a reírse cada vez que lo azotaban. Llegaba a reírse tan fuerte que el pobre aristócrata comenzó a temer que se hubiera vuelto loco. Un día simplemente se descuidó en sus ataduras y Tilde escapó, matándolo y corriendo al pueblo para vengarse también de sus padres por haberlo condenado. Es malo, cruel y sádico. Le encanta corromper a los inocentes, aunque a la vez puede sentir ternura y cariño por ellos. El origen de su nombre es ridículo. No recuerda el que tenía antes o de dónde era, pero sí haber llegado a un puerto donde una de las pocas palabras que entendió de los marineros le pareció que era “Tilde.” Multrap es una deformación de cómo se llamaba la posada donde se ocultó justo después de haber tomado ese nombre.

5. ¿Alguna preferencia por alguno?

-De los que no son míos, me encanta Myrrot. Quiere vengarse de su medio hermano Pierrot porque el padre de ambos despreció a su madre, a pesar de que eran de la misma raza. Myrrot ama a su madre más que nada en el mundo, de modo que todo ese tiempo en que la vio sufrir por el abandono acabó alimentando un gran rencor que estalló cuando vio que Pierrot sería su nuevo jefe. Es grosero, impulsivo y demasiado orgulloso para su conveniencia, pero también puede ser adorable una vez baja su guardia.

6. También sé que tienes una blog-novela, ¿podemos leerla entera o aún no está terminada?

-En mi cabeza sí, está terminada. Pero en realidad por ahora sólo hay dos capítulos y el tercero en proceso de creación. Si todo sale de acuerdo al plan, lo que sinceramente no creo, deberían ser 16 capítulos divididos en dos partes y tenerlo acabado para antes del 2014.  Se la puede leer en varios sitios donde estoy registrada como Candy002 o en mis blogs “Oda a la Ironía” o “Voces huecas.” El último está dedicado por entero a los temas de la obra.

7. ¿Qué podrías decirnos de ella?

-Bueno, empezó como una mera anotación en mi libreta un día que estaba con una horrible jaqueca y en plena clase de algo increíblemente aburrido. En ese momento pensé “si alguien me dice que puedo librarme de este dolor matándolos a todos, lo haría sin dudarlo” y de ahí comenzó a concebirse la noción de alguien que no le importa otra cosa que evitar el malestar, incluso si para ello hace daño a otros. Primero el chico, mi protagonista, iba a ser un vaquero que viaja por el mundo matando y las almas de sus víctimas, al liberarse del cuerpo, le traerían el bienestar momentáneo. Luego, tras mucho darle vueltas, acabé decidiendo que este chico no sería quien pondría el arma contra la sien, ni el dedo en el gatillo, pero podría ser quien diera ese pequeño, minúsculo, empujón que algunos necesitan para apretarlo. Llevaría a la gente a su suicidio. Y la persona que le haría la oferta no sería un malo-malo, al menos no un malo-malo tan obvio. No comencé a perfilar bien al par hasta que hice el fic “Dos negativos no hacen un positivo” para el fandom de los Padrinos Mágicos como un regalo para una amiga. La dinámica que se forma entre Timmy y NegaTimmy es la que luego me inspiraría a desarrollar la relación entre Emma (el protagonista) y Lilliand (el de la oferta).
La obra en sí pertenece a un subgénero de la ciencia ficción, el cyberpunk. Se ubica en el año 2300 de un Buenos Aires (Argentina), futurista. La ciencia ficción nunca ha sido mi género favorito, más que nada porque siempre lo relaciono con viajes espaciales y la mera idea me hace bostezar, pero al investigar más del tema descubrí que había muchísimas posibilidades que aprovechar, varias opciones para decir lo que uno quería.

8. Cuéntanos, ¿hay algún proyecto futuro?

-Aparte de “Voces huecas” tengo un webcómic llamado “Micky”, cuyo guión yo escribo y una amiga dibuja. Es una historia macabra y demente acerca de un asesino de 15 años que se hace de un asistente o mascota llamado Sam, y es perseguido por un chico rico para que lo ayude a alcanzar su paraíso anarquista ideal. Después de eso tengo unas cuantas ideas que quiero volver en novelas cortas, además de que quiero hacer una antología de cuentos de terror en mente, pero por ahora quiero concentrarme en sacar adelante Voces huecas. Venderlo en una editorial, que se vuelva mi primer libro “oficial” y todo eso. Luego veré qué más hago.

9. A parte de "Voces Huecas", ¿tienes pensado enviar algo de lo que has escrito a una editorial o prefieres publicar por tu cuenta?

-Primero quiero probar a publicar por mi cuenta, hacerme un nombre, que se conozcan mis obras, y luego de eso, si todo sale bien, probar suerte con las editoriales. Sería difícil ir con una editorial como una total desconocida, o al menos eso viven repitiendo todos los sitios relativos al tema.

10. ¿Algo que quieras añadir que se me haya pasado?

-No, me parece que ya hemos abarcado suficiente.

Desde “Destellos Literarios” te deseo mucha suerte con todas tus iniciativas!!Muchas gracias por tu tiempo!

-Gracias a ti también por esta oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada